7 razones

Quisiera ser ese niño que corre por las calles del mercado, el que pícaramente se lleva un pañuelo para la cabeza mientras la dueña del puesto me tira encima las piedras y monedas de menor denominación que encuentra.

Quiero correr usándolo como mi capa, soñando que en algún momento me saldrán alas y volaré muy alto en el cielo.

Quiero volver a la plaza con mis amigos, jugar a la rayuela y saltar en la fuente, aunque nos reprendan nuestras madres. Sentir el viento moverse con gracia entre mis cabellos, mientras nos refresca del intenso sol.

Ya no quiero sentir el polvo sobre mí. Ese polvo metálico, pesado, que ni el viento más fuerte puede levantar.

Ya no quiero quedarme sordo entre tanto ruido. Ese estruendo constante de las máquinas y las explosiones.

Ya no quiero ver morir a los inocentes, a los míos. Ya no quiero más ríos de sangre en mi ciudad, o en mi casa. Ya no quiero perder a nadie más.

Sé que somos algunos, unos pocos tomando en cuenta cuántos han muerto ya. Pero aunque seamos pocos, algo podremos hacer, y quizás logremos romper el silencio que nos rodea.

Y por eso, aunque muera, me defenderé. Atacaré. Ya no voy a llorar. Peor aún ante el enemigo, el verdadero infiel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s