Porque dijiste sí

Te quiero mucho, mamá.

Porque me diste la vida, cuando muchos la quitan.

Porque ante la adversidad, decidiste tenerme.

Porque, aunque sola, saliste adelante.

Porque no importó que no me desearas.

 

Te quiero porque me diste lo que le niegan a otros,

El simple derecho a vivir.

Te quiero porque me diste una opción

En lugar de una salida fácil, verme morir.

 

Fuiste de las valientes que dijo sí a la vida.

De aquellas mujeres que enfrentan todo.

No importa lo que les digan.

Nosotros, sus hijos somos preciados.

 

Madre, no lo fuiste desde que nací.

Lo fuiste desde que me formé en ti.

Me cuidaste desde antes de nacer.

Por eso siempre te agradeceré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s