Dia de la Tierra atrasado

Dia de la Tierra atrasado

Pasé unos días en uno de los distritos de la ciudad de Lima, el cual es considerado el más verde: Miraflores. Al ver los árboles, el Parque Kennedy y los paseos en media vía que conectan ciudad y naturaleza, no pude evitar pensar en una característica que se adjudica al ser humano: adaptarse a su entorno. Os pregunto: ¿lo hacemos? ¿Somos nosotros los que nos adaptamos al entorno o es el entorno el que termina violentado para “adaptarse” a nuestro estilo de vida?

Cada vez es más difícil encontrar áreas consideradas verdes, más aún encontras las que lo son en verdad. No es que sea New Age (no lo soy), pero está en la Biblia, en el Génesis, que Dios nos da la tierra para cuidarla y administrarla. No para destruirla y decir que no me importa o no es mi culpa. Un plástico que tiremos al piso es algo que a nosotros mismos nos puede hacer daño. Un poco de aceite en el agua mata a algunos animales. Petróleo o radiación en el mar no solo elimina el ecosistema de ese trozo de mar; lo contamina de tal manera que incluso la estructura molecular de las partículas que conforman el agua a nivel mundial se alteran. Si gustan pueden buscar el documental que lo explica, pero está en inglés.

Sí… Viva el progreso… Sigamos con el avance a la tan temida e inevitable destrucciónRecuerdo varias series y películas que satirizan la matanza de este planeta y en las cuales se representa a una humanidad que habita en el espacio. ¿Es eso lo que esperamos? ¿Vivir en el espacio es el siguiente “paso lógico”? Quizá esto parezca muy de ciencia ficción, pero no es así.

Image

Estimados, ésta es la tierra que se nos ha dado en heredad. Hace un siglo era un sueño llegar al espacio, a la luna, o a cualquier otra parte de nuestro sistema solar. Pero, con el tiempo, el ser humano aprendió cómo llegar tan alto como para escaparle a la gravedad que le sujeta a este planeta. E iniciaron los viajes al espacio para llegar a la luna, hacer experimentos y enviar satélites para permitir una comunicación globalizada.

Ahora, en el siglo XXI, éste es el planeta que tenemos:

Image

Ilustres, ya no solo contaminamos el patio nuestro o el del vecino. Hemos llegado al espacio.

¿Es esto lo que queremos? Ya ni podemos ver las estrellas por las luces de la ciudad en que habitamos. Aire fresco no existe excepto en pocas partes del mundo. Agua pura, con la estructura original de hace cientos de miles de años, ya no existe (según cierto documental). Seamos sinceros; si cogemos una botella con agua lo que sentimos que le da algún sabor extraño es los químicos que se le filtran.

No es bueno.

Os invito a que piensen. A que pensemos todos. ¿Queremos un lugar donde no haya dónde ocultarse del sol? ¿Un lugar que no podemos llamar hogar por la escasez de cosas básicas? ¿Un sitio que nos mate con la lluvia ácida que nos rocíe cual veneno fermentado de nuestros crímenes contra la naturaleza?

Reflexionemos… Aún queda tiempo.

Antes que lo olvide: Feliz día del Libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s